CGT la mas votada en Lesma Aviation

El pasado día 19 de diciembre se realizaron elecciones parciales en la empresa Lesma Aviation Madrid con el siguiente resultado:

CGT………………………………….48 Votos…………2 Delegados.

UGT………………………………….36 Votos…………1 delegado.

USO……………………………….. 18 Votos………… 1 delegado.

Resultado de imagen de lesma aviation madrid

Habiendo ganado CGT las elecciones parciales, el comité anterior estaba compuesto por 5 miembros, en el cual CGT solo tenia 1 delegado y con las elecciones realizadas y ganadas, queda el actual comité:
CGT……………………………..3 Delegados.
UGT……………………………..3 Delegados.
USO…………………………….2 Delegados.
CCOO……………………..….. 1 Delegado.
Felicitar el trabajo de nuestras compañeras en Lesma, también indicar que es la primera Sección Sindical, compuesta por mujeres, a la espera de las elecciones sindicales totales, que deberán producirse en un año y medio aproximadamente, que por supuesto estaremos preparados.
Quiero hacer una mención especial a la compañera Blanca Estévez, por estos años de lucha , que han tenido su recompensa, luchando contra todo y todos, estando sola en un comité de cinco y todo en contra, su lucha ha sido incansable, de hay el resultado de estas elecciones parciales.
Gracias Compañeras por enorme trabajo, que puedo dar fe de ello y que la lucha sigue , cueste lo que cueste, de norte a sur de este a oeste, salud.
Óscar Gómez Bragado.
Secretario General, Sindicato Federal Aeroportuario de C.G.T.

Vargas, ya es socio de un fondo de inversión, tras tomar la puerta giratoria de Aena, con despacho en Londres

  • CGT pide al Congreso de los Diputados, que se aclare el expolio que fue la salida a bolsa de Aena.

  • Aena ha sido tradicionalmente un trampolín de salto de ejecutivos ambiciosos.

  • CGT reclama al Congreso regulación de la dirección y la gestión de Aena que garanticen la profesionalidad de sus gestores, y no sea utilizada una vez más como puerta giratoria.

 

Escasamente 40 días ha tardado el  recientemente dimitido presidente de Aena, sr. Vargas, en encontrar trabajo. Ha fichado por el fondo de inversiones estadounidense Rhône Group LLC, donde actuará como socio de la firma y miembro del consejo de administración de la fusionada Fluindra. Entendemos que una de las razones de su fichaje ha sido el hecho de que este fondo gestiona empresas dentro del sector aéreo.

CGT se ha dirigido a diversos Grupos Parlamentarios en el Congreso de los Diputados con el fin de alertar sobre dos cuestiones, altamente significativas en la gestión de Aena y ENAIRE:

  • La primera es el hecho de que, una vez más, nos encontramos ante otro caso de puertas giratorias, alguien que sale desde la dirección de lo público y que, sin ningún período de carencia, aprovecha el conocimiento adquirido y sus contactos para hallar un empleo mejor remunerado en el ámbito privado. Aena ha sido tradicionalmente un trampolín de salto de ejecutivos ambiciosos.

  • La segunda cuestión nos parece todavía más preocupante. Aena era una sinergia entre lo aeroportuario (AE) y lo aeronáutico (NA), hoy ENAIRE. Con la llegada del anterior presidente, José Manuel Vargas, la gestión toma un enfoque claro para convertir un servicio público en una empresa privada internacionalizable, que pudiera colmar las ambiciones, to be global CEO, de su principal gestor. Para ello era imprescindible, primero segregarla de ENAIRE, y después venderla en su integridad.

Vargas nunca escondió su voluntad de privatizar más Aena, que defendió hasta un minuto antes de abandonarla de un portazo, dejando un conflicto laboral latente en los aeropuertos de Aena. Al declarar; “Aena tiene que trabajar con criterios empresariales. Hay que pasar de despachar a vender” deja clara su postura frente al obligado servicio público que AENA SME SA debiera desempeñar.

De todos es conocido que la marcha, o salida pactada del sr. Vargas, se debió, además de una pésima gestión sobre las contratas que rodean el sector aeroportuario, parte de la cual ya le estalló en la cara, a su frustrado empeño de terminar de privatizarla por el camino directo de los hechos con la fusión con Abertis, que hubiera llevado a la ciudadanía de este país a perder definitivamente su soberanía sobre un sector estratégico en nuestra economía y la independencia en nuestra toma de decisiones.

Ocupando ya su despacho en el carísimo barrio londinense de Mayfair, ha dejado atrás los problemas que ha causado su gestión y que comenzarán a aflorar en breve: la asfixia de las empresas de contratación de servicios o seguridad en el sector aeroportuario, la desprofesionalización, las carencias de plantilla, los salarios ridículos dentro de un mundo muy especializado y un largo etc.que no esconde otra realiada de comflicto laboral latente

Habría que hacer mención aparte de la renovación pendiente en 2018 de los servicios que Enaire presta a Aena, o el propio DORA, cuya redacción se enfocó a la obtención de beneficio por parte del gestor sin garantizar la prestación de continuidad de un servicio con garantías de ser puntero, útil a la sociedad y a los operadores, sostenible en el tiempo y garante de la participación en su redacción y renovación de todas las partes implicadas, y que ya hace aguas según ha comenzado a rodar.

CGT reclama al Congreso, una necesaria regulación de la dirección y la gestión de Aena que garanticen la profesionalidad de sus gestores, y no sea utilizada una vez más como puerta giratoria, así como que dicha gestión esté enfocada a la prestación de un servicio público esencial, y no se utilice como palanca financiera para la conformación de grandes holdings, como ya ha sucedido en reiteradas ocasiones dentro de nuestro sector público. Como ya ha demostrado la realidad de los hechos, nunca han sido útiles ni beneficiosos para los usuarios y han conllevado a la pérdida de la soberanía dentro del sector.

En segundo lugar, que no sea óbice ni caiga en saco roto el hecho de que el anterior presidente ocupe un despacho londinense para que se aclare el expolio que fue la salida a bolsa de Aena, donde el conjunto de la ciudadanía perdió miles de millones de euros debido a la minusvaloración de su precio y su valor, y que generó fortunas instantáneas.

Vargas, con su huida, también deja en el aire un supuesto acuerdo, a dia de hoy secreto, y que firmó con los sindicatos institucionalizados, CCOO UGT y USO, el día 25 de septiembre. Paradójicamente, los trabajadores no conocen la letra pequeña de un acuerdo que ya se aplica en algunas de sus cuestiones y que al parecer no hay intención ni de informar ni de consultar para su posible refrendo.

CGT exige, y ha exigido el texto del pre-acuerdo, y transparencia, lo cual es indispensable para que cada trabajadora y cada trabajador, pueda  formar  una opinión propia, y solicitar las aclaraciones oportunas con el objeto de eliminar dudas, antes de manifestar una postura en una consulta general de refrendo, en la que se participe, todas y todos los trabajadores

Este conflicto no se tapa con una subida salarial, es algo más profundo, pero en CGT lo vemos como una oportunidad, y estamos seguros que a través de la unidad y participación de los trabajadores, con conciencia y rebeldía constructiva, se puede revertir la senda que nos tienen marcada por otra que genere ilusión.

El conflicto va a durar en el tiempo. CGT llama a la unidad de los trabajadores en la defensa de sus derechos laborales y de información sobre aquello que les concierne, con la participación de los comités de empresa y las asambleas de trabajadores.

2017.11.27 COMUNICADO Vargas y la puerta giratoria de Aena(1)

Vargas se va de de Aena con un portazo, dejando un conflicto laboral latente en los aeropuertos

1750 días ha necesitado Vargas para el desmantelamiento de Aena y el expolio de un servicio público al ciudadano.

Con Vargas hemos estrechado “lazos amigables” con sir. Chirs Hohn (TCI), Bank of America, Merrill Lynch, PWC o Lazard Internacional.

-Goodbye, mr. President.- Durante 1750 días, José Manuel Vargas, ha liderado el proceso del desmantelamiento de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea y el expolio de un servicio público al ciudadano.

Ello se consiguió gracias al previo proceso de la segregación de lo que hoy es Aena SME, S.A., de lo que es hoy ENAIRE EPE, nuestro ingreso en la CEOE, anteponiendo el objetivo económico de la compañía a la calidad del servicio que se debía prestar; una fantástica salida a bolsa, campanita incluida, cuyo magnífico diseño ha supuesto que la acción triplique su precio inicial, (¡valíamos 7.500 M. € más!); hemos estrechado lazos amigables con sir. Chirs Hohn (TCI), Bank of America, Merrill Lynch, PWC o Lazard Internacional. Sin olvidar la gran jugada de acometer el saneamiento de la deuda traspasándosela al Estado, una lástima que no haya podido ser presidente de Abertis.”

Con estos irónicos párrafos, comienza un comunicado interno de CGT enviado a las trabajadoras de Aena y ENAIRE, al conocerse la dimisión que ha presentado José Manuel Vargas, el pasado 26 de septiembre de 2017, que según nota interna de Aena es “por motivos personales”, como Presidente-Consejero Delegado de Aena SME, S.A., y con efectos de hoy 15 de octubre de 2017.

CGT recuerda en su comunicado que, “bajo su presidencia también se ha acometido” despidos masivos bajo “un proceso de desvinculaciones voluntarias, vaya, un ERE, la segregación de centros del Grupo III para su estrangulación y desregulación laboral, otro ERE encubierto dirigido a los temporales; las temerarias bajadas en los expedientes de contratación, vaya, sus problemillas en el Prat…” incluso traslados forzososinnecesarios para justificar los recortes de plantillas, y los “1750 días de congelación salarial, de recortes de derechos, de estrangular el convenio, de aumento de cargas de trabajo. Y con cerca de 2000 trabajadores menos de los que no podrá despedirse.”

CGT, que es el único sindicato dentro de Aena que se está oponiendo a la privatización, recuerda que, “con la aprobación del primer Documento de Regulación Aeroportuaria DORA a principios de 2017, se han asegurado que no sea necesaria la inversión medioambiental, que no se prohíba licitar con bajas temerarias que repercutan en las condiciones de los trabajadores o que no existan estándares reales de calidad dirigidos a la seguridad operacional.” CGT también reprocha al presidente de Aena la orientación al negocio especulativo mediante, “la transformación del negocio comercial y el inicio de un mayor desarrollo inmobiliario” como máxima prioridad, así como la apuesta, innecesaria para los aeropuertos españoles, por la inversión en el extranjero, como la compra del aeropuerto de Luton. “La expansión internacional”, decía el señor Vargas, en la Comisión de Fomento del Parlamento cuando justificaba la autorización de su junta de accionistas de un endeudamiento adicional de 5.000 millones de euros, para justificar “ta garantía del estado” a su gestión.

El comunicado de CGT termina con un “Esperamos que se despida de las trabajadoras y trabajadores de Aena gracias a quienes estamos en números record, (Aena cerrará 2017 con más de 2.000 millones de Euros en beneficios ) a pesar de que ha cercenado la posibilidad de conciliar con su vida familiar; de los temporales en espera de un contrato digno y su consolidación; del TMA único en las centrales eléctricas; de quienes han tenido que ampliar su jornada 2,5 horas semanales al tiempo que han perdido flexibilidad”. El déficit de plantilla provoca el secuestro de la vida social y familiar al aplicar la Cobertura Obligatoria de Servicios del convenio, de manera arbitraria forzando incluso la superación fraudulenta de las 80 horas extras bajo la amenaza de la sanción. Y pero aún peor, adaptar los procedimientos Operativos a la carencia de personal como los “bombero single” o Técnicos de energía solitarios, sin parar en pensar los riesgos laborales o la seguridad de los viajeros. Todo vale en Aena. “Ars gratia artis”.

Esta carencia evidente de plantilla, fruto de la estrangulación del señor Vargas, conduce a multiplicar la conflictividad laboral en Aena; estamos en récord de pasajeros pero, al mismo tiempo, de expedientes disciplinarios, incluidos despidos. Se exprime al trabajador a base de incumplir convenio, de la modificación de condiciones sustanciales de trabajo, la denegación de libranzas, la aplicación sui generis de la normativas de los COS (cobertura OBLIGATORIA de servicios) y la multiplicación de las horas extra obligatorias.

Ejemplo de esta sobreexplotación es el caso de los trabajadores temporales de Aena y ENAIRE, que en 2016, en muchos casos después de 10 años trabajados, han tenido que sufrir otro ERE encubierto, perdiendo sus expectativas de consolidación y de tener un contrato con igualdad de condiciones que el resto de la plantilla. Se abusa de la temporalidad, pero además se abusa del trabajador temporal, a quien se somete a contratos de unos días, se les priva de vacaciones, del derecho a la conciliación de su vida, se les condena a una perpetua disponibilidad o a permanecer en unos centros alejados de sus domicilios y, al final, se les desecha sin ofrecerles una vía para su permanencia en la empresa.

Esto es la privatización, su verdadera cara y lo que necesariamente trae. Desde 2012 nuestra productividad ha subido en un 212%, ésa es la cifra real. Otra cifra real es que este año se han repartido en dividendo al accionista 574’5 M€, cuando el gasto total en salarios de Aena, incluyendo los de alta dirección, es de unos 390 M€. La subida del 1% autorizado en PGE, o una única subida lineal, suponen la aceptación de la pérdida de poder adquisitivo durante diez años sin posibilidad de volver a recuperarlo.

Vargas, con su huida, también deja en el aire un supuesto acuerdo, a dia de hoy secreto, y que firmó con los sindicatos institucionalizados, CCOO UGT y USO, el día 25 de septiembre. Noticia que conocimos por la prensa, “se había alcanzado un pre-acuerdo entre Aena y ENAIRE”, lo llamaban pre-acuerdo porque estaba a expensas de ser votado en los Consejos de Administración de las empresas. Paradójicamente, a los trabajadores no tienen intención ni de informar ni de consultar para su posible refrendo.

CGT exige el texto del pre-acuerdo y transparencia, lo cual es indispensable para que cada trabajadora y cada trabajador, pueda formar una opinión propia, y solicitar las aclaraciones oportunas con el objeto de eliminar dudas, antes de manifestar una postura en una consulta general de refrendo, en la que se participe, todas y todos los trabajadores

El conflicto va a durar en el tiempo. CGT llama a la unidad de los trabajadores en la defensa de sus derechos laborales y de información sobre aquello que les concierne, con la participación de los comités de empresa y las asambleas de trabajadores. 

http://www.cgt-aena.org/comunicado/2017/2017.10.15-Vargas-se-va-de-de-Aena-con-un-portazo-dejando-un-conflicto-laboral-latente-en-los-aeropuertos.html

 

El Grupo Parlamentario Unidos Podemos llama a CGT para discutir sobre la precarización laboral del sector aéreo, antes de la comparecencia del ministro De La Serna en la Comisión de Fomento.

CGT se ha reunido con el “Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea” para discutir sobre la precarización laboral del sector aeroportuario y aéreo, antes de la comparecencia del ministro De La Serna en la Comisión de Fomento hoy 30 de agosto a las 16:30. (Ver Orden del DIA Comisión de Fomento): http://www.congreso.es/portal/page/portal/Congreso/Congreso/Actualidad/C…

El responsable de Aena, señor Vargas ha convertido la seguridad de los pasajeros en un negocio. Esto se denomina precariedad, dentro de un sector que está en records de crecimiento. Y esto no es un hecho casual, ni puede ser atribuido a una crisis económica que el sector ha remontado con creces, obteniendo el pasado año cifras récord tanto en beneficios como en número de pasajeros. Sólo puede entenderse desde el punto de vista de una gestión de los aeropuertos de interés general enfocada exclusivamente a maniobras y planes especulativos, que perjudican por igual a los trabajadores y al ciudadano, y que ponen en riesgo un sector que alimenta el 10% del PIB de este país. Todo para la generación a corto plazo de enormes plusvalías para los nuevos inversores, que no son otros que fondos de capital transnacionales, radicados muchos de ellos en paraísos fiscales.

Vamos a citarles unas palabras de un gestor profesional de Aena, que ha estado vinculado muchos años al mundo aeroportuario:

“Lo que se ha estado haciendo en Aena en esta legislatura no tiene nada que ver con la gestión operativa, ha sido, como lo llaman los expertos. un trabajo de ‘poner en valor a la empresa’ que se ha hecho con un gran éxito. Lo único que espero es que los recortes en conocimiento, en calidad de servicio, en conservación, etc., que se han hecho de forma considerable para ahorrar costes y cuadrar EBITDA, no afecten a la calidad y al prestigio de la empresa.”

La política de subcontrataciones con “bajas temerarias” ha llevado a ajustar la prestación de servicios hasta límites alejados de su punto de equilibrio, enflaqueciendo las plantillas que los prestan y abandonando los niveles de formación necesarios para un mundo tan especializado. Esta pérdida del knowhow redunda necesariamente en las condiciones de seguridad y calidad que debieran ser obligatorias para garantizar una normal operatividad. Pero es que incluso muchos subcontratistas han abandonado la prestación del servicio antes de la finalización del plazo al verse imposibilitados a llevarlo a cabo. Esto son palabras de sus propios gestores.

La voracidad de una gestión, enfocada al máximo beneficio a costa de la prestación de un servicio público y de las condiciones laborales de los trabajadores del sector ha conllevado a la revisión de determinados procedimientos operativos para que, a costa de la seguridad operacional, ajustar éstos a la plantilla disponible, con la consiguiente merma en la prestación del servicio. Así tenemos ejemplos que nos escupen a la cara. La restricción en determinados aeropuertos al llamado bombero single, (Huesca, Burgos, Córdoba y próximamente Son Bonet) dicho de otra manera, que una sola persona, en contra de cualquier lógica, deba hacerse cargo del servicio de Salvamento y Extinción de Incendios, además de asumir el contenido operacional de los señaleros, que se han suprimido en plantilla (control de plataforma).

Se ha eliminado el Servicio Médico Aeroportuario de los aeropuertos con menos de 7 millones de pasajeros. Así tenemos que ver que un periodista, hace pocas fechas (26 de agosto), alertaba de que en el aeropuerto de TFN “En Tenerife @aena pide ayuda a los pasajeros del aeropuerto xq no hay servicio médico y ha habido un infarto. Pais!!!” (@pedroapa48).

Se han cambiado ad hoc los procedimientos para los TMA (técnicos de mantenimiento de energía), que han de ocuparse en diversos aeropuertos, un solo trabajador, de algo como la maniobra en una central eléctrica, además de ocuparse del resto del aeropuerto. Esto está explícitamente prohibido por la legislación en materia de salud laboral. Esta situación es extensible, con mayor motivo, a las contratas y expedientes, pues no hay quien las vigile. Y le recordamos, sr. ministro, que Aena es la dueña de los recintos y debe asumir la coordinación obligatoria en materia de salud laboral.

PAREMOS la privatización de Aena por el interes general. Sensibilizar a los ciudadanos y a los trabajadores, firmar esta petición y animar a otros a que lo hagan.

CGT-Aena Enaire